viernes, 21 de marzo de 2014

¡MUY IMPORTANTE!

Hace unos días leí un artículo que hablaba sobre las bondades que genera la práctica del sexo oral por parte de los hombres hacia las mujeres. Se sabe que el sexo aumenta el estado de ánimo y actúa de antidepresivo, pero ¿qué nos pasa en especial a los hombres cuando realizamos el “cunnilingus” a una mujer? 

Pues según la Universidad de Oakland, los hombres que realizan el sexo oral a su pareja, no solo aguantan más durante el coito sino que, además, consiguen emisiones de semen más potentes y un mayor nivel de erección en el pene.

Según estos avezados investigadores de la Uni, los hombres controlamos más los impulsos para excitarnos más y tener mejor sexo oral. El estudio fue realizado con 233 voluntarios a los que sometieron a distintos test escritos sobre costumbres sexuales, excitación y sus relaciones en pareja. Ya les gustaría a todos ellos que los sometiesen a otro tipo de pruebas orales.

Después analizaron los resultados y pudieron constatar que los hombres que realizan más sexo oral a su pareja consiguen mayor nivel de excitación y además se mantiene durante más tiempo, con lo que se consigue incrementar el tiempo de penetración y aumentar el placer de ambos durante el coito.

Entonces, después de leer esto, ya no quedan excusas de valgan para no practicar de vez en cuando, un buena comida de... 


ya que esto nos va a proporcionar una eyección descomunal.


No vale la disculpa “de que te da un poquito de asco” cuando tu pareja te pide que le hagas “algo rico ahí abajo” y tu esperes después a que te coman él 



Ahora bien, imaginaos por un instante que vuestra selección de fútbol llega a la final del campeonato del mundo, se acaban los noventa minutos, la prórroga con empate y que llegan a los penaltis. Estás en tensión, sudoroso y apunto del infarto. De repente, tu chica salé de la habitación con un picardías y se pone delante de la tele de 40” y te dice: Cari, ¿me comes la...?


No sé, llamadme rarito, pero yo dejo el fútbol y me llevo ipso facto a la susodicha para otra habitación donde le comeré gustoso toda la

Por favor, disfrutad del placer de recibir y también de dar, ya que esto es un quid pro quo.

Y no dejéis de comer fruta, pero tampoco os paséis a pesar de que los expertos recomiendan cinco piezas al día, pues ya sabéis como acabó Michael Douglas…