lunes, 20 de abril de 2015

MIMOS




La llama de la pasión se va apagando poco a poco y los últimos espasmos de placer se van disipando de nuestros cuerpos. Apenas han pasado unos segundos desde que la escaramuza ha finalizado y dedico unos instantes para mimarte. Te beso tiernamente, te toco con mis manos intentando acariciar cada centímetro de tu piel, para luego repasar el largo camino que recorre toda tu espalda con las yemas de mis dedos y que remata sobre la sensible piel de tus nalgas.

¿Quién diría que diez minutos antes estabas desnudándote e intentando provocar mi excitación?   

Te beso…

Te acaricio…

Te amo…


No hay comentarios:

Publicar un comentario